Se trata de una técnica anestésica dirigida a pacientes con síndrome de Down, autistas, paralíticos cerebrales o con movilidad reducida.

  • Equipamiento específico para tratar a los pacientes que lo necesiten sin bajarse de la silla de ruedas.
  • Nuestras instalaciones garantizan que la visita de estos pacientes y de sus familiares a nuestro centro dental sea fácil y cómoda.
  • Esta técnica garantiza un impacto mucho menor en nuestros pacientes, pudiendo continuar rápidamente con su rutina diaria.